Traumatismos, caries profundas, fisuras dentales, infecciones..., pueden dar lugar a un dolor agudo que solamente se soluciona con una endodoncia, o lo que de manera coloquial llamamos "matar el nervio".

Consiste en eliminar la pulpa del diente y sellar su conductos, no sin antes limpiar completamente además de desinfectar dichos conductos. 

Una vez realizado este proceso el dolor desaparece, reconstruyendo la pieza con los mejores materiales, para que además de conservarla, no tenga un aspecto feo o desagradable. 

Consúltanos.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted